Editoriales

Buenos Aires 01 de Septiembre del 2021

KIDNEY DISEASE / ENFERMEDAD RENAL

 

Kidney Disease


                                             Dr. Joseph Vassalotti (Chief Medical Officer at the National Kidney Foundation)

                                                                      The National Kidney Foundation - 2020

 

Most people know that a major function of the kidneys is to remove waste products and excess fluid from the body. These waste products and excess fluid are removed through the urine.The production of urine involves highly complex steps of excretion and re-absorption.This process is necessary to maintain a stable balance of body chemicals.
The critical regulation of the body's salt, potassium and acid content is performed by the kidneys. The kidneys also produce hormones that affect the function of other organs. For example, a hormone produced by the kidneys stimulates red blood cell production. Other hormones produced by the kidneys help regulate blood pressure and control calcium metabolism.
The kidneys are powerful chemical factories that perform the following functions:

  • Remove waste products from the body
  • Remove drugs from the body
  • Balance the body's fluids
  • Release hormones that regulate blood pressure
  • Produce an active form of vitamin D that promotes strong, healthy bones
  • Control the production of red blood cells

More than 37 million American adults are living with kidney diseae and most don’t know it. There are a number of physical signs of kidney disease, but sometimes people attribute them to other conditions. Those with kidney disease tend not to experience symptoms until the very late stages, when the kidneys are failing or when there are large amounts of protein in the urine. This is one of the reasons why only 10% of people with chronic kidney disease know that they have it.
The only way to know for sure if you have kidney disease is to get tested. If you’re at risk for kidney disease due to high blood pressure, diabetes, a family history of kidney failure or if you’re older than age 60, it’s important to get tested annually for kidney disease. Be sure to mention any symptoms you’re experiencing to your healthcare practitioner.

KIDNEY DISEASE: SIGNS

  1. You're more tired, have less energy or are having trouble concentrating. 
    A severe decrease in kidney function can lead to a buildup of toxins and impurities in the blood. This can cause people to feel tired, weak and can make it hard to concentrate. Another complication of kidney disease is anemia, which can cause weakness and fatigue.
  2. You're having trouble sleeping. 
    When the kidneys aren't filtering properly, toxins stay in the blood rather than leaving the body through the urine. This can make it difficult to sleep. There is also a link between obesity and chronic kidney disease, and sleep apnea is more common in those with chronic kidney disease, compared with the general population.
  3. You have dry and itchy skin. 
    Healthy kidneys do many important jobs. They remove wastes and extra fluid from your body, help make red blood cells, help keep bones strong and work to maintain the right amount of minerals in your blood. Dry and itchy skin can be a sign of the mineral and bone disease that often accompanies advanced kidney disease, when the kidneys are no longer able to keep the right balance of minerals and nutrients in your blood.
  4. You feel the need to urinate more often. 
    If you feel the need to urinate more often, especially at night, this can be a sign of kidney disease. When the kidneys filters are damaged, it can cause an increase in the urge to urinate. Sometimes this can also be a sign of a urinary infection or enlarged prostate in men.
  5. You see blood in your urine. 
    Healthy kidneys typically keep the blood cells in the body when filtering wastes from the blood to create urine, but when the kidney's filters have been damaged, these blood cells can start to "leak" out into the urine. In addition to signaling kidney disease, blood in the urine can be indicative of tumors, kidney stones or an infection.
  6. Your urine is foamy. 
    Excessive bubbles in the urine – especially those that require you to flush several times before they go away—indicate protein in the urine. This foam may look like the foam you see when scrambling eggs, as the common protein found in urine, albumin, is the same protein that is found in eggs.
  7. You're experiencing persistent puffiness around your eyes. 
    Protein in the urine is an early sign that the kidneys’ filters have been damaged, allowing protein to leak into the urine. This puffiness around your eyes can be due to the fact that your kidneys are leaking a large amount of protein in the urine, rather than keeping it in the body.
  8. Your ankles and feet are swollen. 
    Decreased kidney function can lead to sodium retention, causing swelling in your feet and ankles. Swelling in the lower extremities can also be a sign of heart disease, liver disease and chronic leg vein problems.
  9. You have a poor appetite. 
    This is a very general symptom, but a buildup of toxins resulting from reduced kidney function can be one of the causes.
  10. Your muscles are cramping. 
    Electrolyte imbalances can result from impaired kidney function. For example, low calcium levels and poorly controlled phosphorus may contribute to muscle cramping.

People with kidney failure may experience nausea, vomiting, weakness, fatigue, confusion, difficulty concentrating and loss of appetite

KIDNEY DISEASE: CAUSES

Your kidneys may be small, but they perform many vital functions that help maintain your overall health, including filtering waste and excess fluids from your blood. Serious kidney disease may lead to complete kidney failure and the need for dialysis treatments or a kidney transplant to stay alive. While effective treatments are available for many kidney diseases, people are sometimes unaware that kidney disease can often be prevented.
The following are the ten major causes of kidney disease:
*High Blood Pressure
In the United States the two leading causes of Kidney failure also called end stage kidney disease, are diabetes (also called Type II or adult diabetes) and high blood pressure. When these two diseases are controlled by traetment, the associated kidney disease can often be prevented or slowed down.
many effective drugs are avaible to treat high high blood pressure. In addition, healthy lifestyle changes, such as losing weight and regular exercise, often help to control and may even help to prevent high blood pressure.
*Diabetes
Careful control of blood sugar in diabetics helps to prevent such complications as kidney disease, coronary heart disease and stroke. When diabetics have associated high blood pressure, special drugs called angiotensin converting enzyme (ACE) inhibitors may help to protect their kidney function.
*Glomerulonephritis
The third leading cause of end stage kidney disease in the U.S. is glomerulonephritis, a disease that damages the kidneys' filtering units, called the glomeruli. In many cases, the cause of this disease is not known, but some cases may be inherited and others may be triggered by an infection.
*Other Causes
Some of the other diseases that may affect the kidneys include infections, kidney stones and inherited diseases such as polycystic kidney disease.
The kidneys can also be damaged by overuse of some over-the-counter pain killers and by taking illegal drugs such as heroin. Some of these diseases can be cured. In other cases, treatments can help to slow the disease and prolong life.

End stage kidney disease occurs when about 90 percent of kidney function has been lost. It can be diagnosed by blood and urine tests.

KIDNEY DISEASE: DIAGNOSTIC

Early detection and treatment of chronic kidney disease are de Keys to keeping Kidney from progressing to kidney failure. Some simple tests can be done to detect early kidney disease. They are:

  1. A test for protein in the urine. Albumin to Creatinine Ratio (ACR), estimates the amount of a albumin that is in your urine. An excess amount of protein in your urine may mean your kidney's filtering units have been damaged by disease. One positive result could be due to fever or heavy exercise, so your doctor will want to confirm your test over several weeks.
  2. A test for blood creatinine. Your doctor should use your results, along with your age, race, gender and other factors, to calculate your glomerular filtration rate (GFR). Your GFR tells how much kidney function you have. 

It is especially important people who have increased risk for chronic kidney disease have these tests.
You may have an increased risk for kidney disease if you:
    - are older
    - have diabetes
    - have high blood pressure
    - have a family member who has chronic kidney disease
    - are an African American, Hispanic American, Asians and Pacific Islander or American Indian.

If you are in one of these groups or think you may have an increased risk for kidney disease, ask your doctor about getting tested.

THE HEART AND KIDNEY CONNECTION

Your heart and kidneys are two important organs in your body. They work together to keep you healthy.  When one is affected, the other is too.  In other words, your heart can affect the health of your kidneys, and your kidneys can affect the health of your heart. 

What does the heart do?
The heart is a muscle that pumps blood filled with oxygen to all parts of your body. This job keeps every cell, organ, and system alive within your body. To move blood to each part of your body, your heart relies on your blood vessels. Together, the heart, blood and blood vessels make up a system called “the cardiovascular system.”  Think of it as a delivery system. The delivery system moves blood from the heart carrying oxygen and nutrients throughout your body and also picks up waste products so that your body can get rid of them.

What do the kidneys do?
Your kidneys are two bean-shaped organs and are usually about the size of your fist. They are located a little below your rib cage and to the left and right of your spine. Your kidneys are powerful chemical factories and have the following jobs:

  • Clean your blood of waste products and extra water
  • Help control blood pressure
  • Keep bones healthy and strong
  • Help make red blood cells
  • Keep the balance of minerals in your blood (like sodium, phosphorous, and potassium)

How do the kidneys and heart work together?
The heart pumps blood filled with oxygen through all parts of your body, including the kidneys.  The kidneys clean the blood, removing waste products and extra water.  Without the kidneys, your blood would have too much waste and water. Without the heart, your kidneys would not have the oxygen filled blood needed to do its many important jobs. Without the help of your kidneys, the heart would be working too hard or would not function at all.  A healthy functioning cardiovascular system is important for your kidneys to their job.

What is the connection between heart disease and kidney disease?
Researchers have been working to understand the clear relationship between kidney disease and heart disease.  When your heart or kidneys cannot function normally, it can lead to cardiovascular disease (heart disease) or kidney disease. It is important to know that having kidney disease can directly affect your chances of developing heart disease. Having heart disease can directly affect your chances of developing kidney disease. In fact, kidney disease and heart disease share many of the same risk factors, such as diabetes and high blood pressure. 

How can I keep my heart and kidneys healthy?
These tips can help keep your kidney and heart health on track. You should always speak with your healthcare provider before making any changes to your diet and lifestyle.

  • Regular physical activity
  • Lose weight, if you need to
  • Eat less fat
  • Keep your blood pressure, blood sugar, and blood fats under control
  • Stop smoking
  • Reduce stress

A good way to keep the heart and kidney connection in mind is to remember, what is good for your kidneys is good for your heart. Keeping up the health of your heart is good for the health of your kidneys.

What if I already have kidney disease?
People with kidney disease or kidney failure are at risk for heart disease. Working with your healthcare provider and dietitian will help you find a lifestyle that can lower your chances of getting heart disease —or help keep heart disease from getting worse. If you are on dialysis, you can read more about tips on heart health and dialysis here.


   ______________________________________________________________________________


La mayoría de la gente sabe que una de las principales funciones de los riñones es eliminar los productos de desecho y el exceso de líquido del cuerpo. Estos productos de desecho y el exceso de líquido se eliminan a través de la orina. La producción de orina implica pasos muy complejos de excreción y reabsorción. Este proceso es necesario para mantener un equilibrio estable de las sustancias químicas del cuerpo.

Los riñones se encargan de regular el contenido de sal, potasio y ácido del cuerpo. Los riñones también producen hormonas que afectan al funcionamiento de otros órganos. Por ejemplo, una hormona producida por los riñones estimula la producción de glóbulos rojos. Otras hormonas producidas por los riñones ayudan a regular la presión arterial y a controlar el metabolismo del calcio.

Los riñones son potentes fábricas químicas que realizan las siguientes funciones
     - Eliminar los productos de desecho del organismo
     - Eliminar los fármacos del organismo
     - Equilibrar los fluidos del cuerpo
     - Liberar hormonas que regulan la presión arterial
     - Producir una forma activa de vitamina D que favorece unos huesos fuertes y sanos
     - Controlar la producción de glóbulos rojos

Más de 37 millones de adultos estadounidenses padecen una enfermedad renal y la mayoría no lo sabe. Hay una serie de signos físicos de la enfermedad renal, pero a veces la gente los atribuye a otras condiciones. Los enfermos renales no suelen presentar síntomas hasta las últimas fases, cuando los riñones están fallando o cuando hay grandes cantidades de proteínas en la orina. Ésta es una de las razones por las que sólo el 10% de las personas con enfermedad renal crónica saben que la padecen.
La única forma de saber con certeza si tiene una enfermedad renal es hacerse las pruebas. Si corre el riesgo de padecer una enfermedad renal debido a la hipertensión, la diabetes, los antecedentes familiares de insuficiencia renal o si tiene más de 60 años, es importante que se someta a una prueba anual para detectar la enfermedad renal. No olvide mencionar a su médico cualquier síntoma que experimente.

ENFERMEDAD RENAL: SIGNOS

  1. Estás más cansado, tienes menos energía o te cuesta concentrarte.
    Una disminución grave de la función renal puede provocar una acumulación de toxinas e impurezas en la sangre. Esto puede hacer que las personas se sientan cansadas, débiles y que les cueste concentrarse. Otra complicación de la enfermedad renal es la anemia, que puede causar debilidad y fatiga.
  2. Tienes problemas para dormir.
    Cuando los riñones no filtran correctamente, las toxinas permanecen en la sangre en lugar de salir del cuerpo a través de la orina. Esto puede dificultar el sueño. También hay una relación entre la obesidad y la enfermedad renal crónica, y la apnea del sueño es más común en aquellos con enfermedad renal crónica, en comparación con la población general.
  3. Tienes la piel seca y te pica.
    Los riñones sanos realizan muchas tareas importantes. Eliminan los desechos y el exceso de líquido del cuerpo, ayudan a producir glóbulos rojos, ayudan a mantener los huesos fuertes y trabajan para mantener la cantidad adecuada de minerales en la sangre. La piel seca y con picores puede ser un signo de la enfermedad mineral y ósea que suele acompañar a la enfermedad renal avanzada, cuando los riñones ya no son capaces de mantener el equilibrio adecuado de minerales y nutrientes en la sangre.
  4. Sientes la necesidad de orinar más a menudo.
    Si siente la necesidad de orinar con más frecuencia, especialmente por la noche, puede ser un signo de enfermedad renal. Cuando los filtros de los riñones están dañados, puede producirse un aumento de las ganas de orinar. A veces esto también puede ser un signo de una infección urinaria o de agrandamiento de la próstata en los hombres.
  5. Ves sangre en la orina.
    Los riñones sanos suelen mantener las células sanguíneas en el cuerpo cuando filtran los desechos de la sangre para crear la orina, pero cuando los filtros del riñón se han dañado, estas células sanguíneas pueden empezar a "filtrarse" en la orina. Además de señalar una enfermedad renal, la sangre en la orina puede ser indicativa de tumores, cálculos renales o una infección.
  6. La orina es espumosa.
    Las burbujas excesivas en la orina -especialmente las que requieren que se tire de la cadena varias veces antes de que desaparezcan- indican la presencia de proteínas en la orina. Esta espuma puede parecerse a la que se ve al revolver huevos, ya que la proteína común que se encuentra en la orina, la albúmina, es la misma que se encuentra en los huevos.
  7. Experimenta una hinchazón persistente alrededor de los ojos.
    La presencia de proteínas en la orina es un signo temprano de que los filtros de los riñones se han dañado, permitiendo que las proteínas se filtren en la orina. Esta hinchazón alrededor de los ojos puede deberse a que los riñones están filtrando una gran cantidad de proteínas en la orina, en lugar de mantenerlas en el cuerpo.
  8. Tobillos y pies están hinchados.
    La disminución de la función renal puede provocar la retención de sodio, causando hinchazón en los pies y los tobillos. La hinchazón en las extremidades inferiores también puede ser un signo de enfermedad cardíaca, enfermedad hepática y problemas crónicos en las venas de las piernas.
  9. Tiene poco apetito.
    Este es un síntoma muy general, pero una acumulación de toxinas resultante de la reducción de la función renal puede ser una de las causas.
  10. Sus músculos sufren calambres.
    Los desequilibrios electrolíticos pueden ser el resultado de una función renal deteriorada. Por ejemplo, los niveles bajos de calcio y el mal control del fósforo pueden contribuir a los calambres musculares.

Las personas con insuficiencia renal pueden experimentar náuseas, vómitos, debilidad, fatiga, confusión, dificultad de concentración y pérdida de apetito.

ENFERMEDAD RENAL: CAUSAS

Los riñones pueden ser pequeños, pero realizan muchas funciones vitales que ayudan a mantener la salud en general, como filtrar los desechos y el exceso de líquidos de la sangre. Las enfermedades renales graves pueden provocar una insuficiencia renal completa y la necesidad de tratamientos de diálisis o de un trasplante de riñón para seguir con vida. Aunque existen tratamientos eficaces para muchas enfermedades renales, a veces la gente no es consciente de que las enfermedades renales a menudo pueden prevenirse.
A continuación se enumeran las principales causas de las enfermedades renales:

*Presión arterial alta
En Estados Unidos, las dos principales causas de insuficiencia renal, también llamada enfermedad renal terminal o ESRD, son la diabetes (también llamada diabetes de tipo 2 o de inicio en la edad adulta) y la hipertensión arterial. Cuando estas dos enfermedades se controlan mediante un tratamiento, a menudo se puede prevenir o ralentizar la enfermedad renal asociada.
Existen muchos fármacos eficaces para tratar la hipertensión arterial. Además, los cambios en el estilo de vida saludable, como la pérdida de peso y el ejercicio regular, suelen ayudar a controlar, e incluso a prevenir, la hipertensión arterial.
*Diabetes
El control cuidadoso de la glucemia en los diabéticos ayuda a prevenir complicaciones como las enfermedades renales, las cardiopatías coronarias y los accidentes cerebrovasculares. Cuando los diabéticos tienen asociada la hipertensión arterial, unos fármacos especiales denominados inhibidores de la enzima convertidora de la angiotensina (ECA) pueden ayudar a proteger su función renal.
*Glomerulonefritis
La tercera causa principal de enfermedad renal en fase terminal en EE.UU. es la glomerulonefritis, una enfermedad que daña las unidades de filtración de los riñones, llamadas glomérulos. En muchos casos, se desconoce la causa de esta enfermedad, pero algunos casos pueden ser hereditarios y otros pueden ser provocados por una infección.
*Otras causas
Algunas de las otras enfermedades que pueden afectar a los riñones son las infecciones, los cálculos renales y enfermedades hereditarias como la poliquistosis renal.
Los riñones también pueden resultar dañados por el uso excesivo de algunos analgésicos de venta libre y por el consumo de drogas ilegales como la heroína. Algunas de estas enfermedades pueden curarse. En otros casos, los tratamientos pueden ayudar a retrasar la enfermedad y prolongar la vida.

La enfermedad renal en fase terminal se produce cuando se ha perdido aproximadamente el 90% de la función renal. Puede diagnosticarse mediante análisis de sangre y orina.

ENFERMEDAD RENAL: DIAGNÓSTICO

La detección y el tratamiento tempranos de la enfermedad renal crónica son las claves para evitar que la enfermedad renal evolucione hacia la insuficiencia renal. Se pueden realizar algunas pruebas sencillas para detectar la enfermedad renal en sus inicios. Son:

  1. Una prueba de proteínas en la orina. La relación albúmina/creatinina (ACR), calcula la cantidad de albúmina que hay en su orina. Una cantidad excesiva de proteínas en la orina puede significar que las unidades de filtración de su riñón han sido dañadas por la enfermedad. Un resultado positivo podría deberse a la fiebre o al ejercicio intenso, por lo que su médico querrá confirmar la prueba durante varias semanas.
  2. Una prueba de creatinina en sangre. Su médico utilizará sus resultados, junto con su edad, raza, sexo y otros factores, para calcular su tasa de filtración glomerular (TFG). Su TFG indica el grado de funcionamiento de sus riñones. Para acceder a la calculadora de la TFG, haga clic aquí.

Es especialmente importante que las personas que tienen un mayor riesgo de padecer una enfermedad renal crónica se hagan estas pruebas.
Puede tener un mayor riesgo de padecer una enfermedad renal si:
      - es mayor
      - tiene diabetes
      - tiene la tensión arterial alta
      - tiene un familiar que padece una enfermedad renal crónica
      - es afroamericano, hispanoamericano, asiático e isleño del Pacífico o indio americano.

Si pertenece a uno de estos grupos o cree que puede tener un mayor riesgo de padecer una enfermedad renal, pregunte a su médico si puede hacerse la prueba.

LA CONEXIÓN ENTRE EL CORAZÓN Y LOS RIÑONES

El corazón y los riñones son dos órganos importantes del cuerpo. Trabajan juntos para mantenerte sano.  Cuando uno se ve afectado, el otro también.  En otras palabras, el corazón puede afectar a la salud de los riñones, y los riñones pueden afectar a la salud del corazón.

Qué hace el corazón?
El corazón es un músculo que bombea sangre llena de oxígeno a todas las partes del cuerpo. Este trabajo mantiene vivas todas las células, órganos y sistemas de su cuerpo. Para transportar la sangre a cada parte del cuerpo, el corazón se apoya en los vasos sanguíneos. Juntos, el corazón, la sangre y los vasos sanguíneos forman un sistema llamado "sistema cardiovascular".  Piense en él como un sistema de distribución. El sistema de distribución mueve la sangre desde el corazón transportando oxígeno y nutrientes por todo el cuerpo y también recoge los productos de desecho para que el cuerpo pueda deshacerse de ellos.

Qué hacen los riñones?
Los riñones son dos órganos con forma de judía y suelen tener el tamaño de un puño. Están situados un poco por debajo de la caja torácica y a la izquierda y derecha de la columna vertebral.
Los riñones son potentes fábricas químicas y tienen las siguientes funciones:
- Limpiar la sangre de los productos de desecho y del agua sobrante
- Ayudar a controlar la presión arterial
- Mantener los huesos sanos y fuertes
- Ayudar a producir glóbulos rojos
- Mantener el equilibrio de los minerales en la sangre (como el sodio, el fósforo y el potasio)

Cómo trabajan juntos los riñones y el corazón?
El corazón bombea sangre llena de oxígeno a todas las partes del cuerpo, incluidos los riñones.  Los riñones limpian la sangre, eliminando los productos de desecho y el agua sobrante.  Sin los riñones, la sangre tendría demasiados residuos y agua. Sin el corazón, los riñones no tendrían la sangre llena de oxígeno necesaria para realizar sus muchas e importantes tareas. Sin la ayuda de los riñones, el corazón trabajaría demasiado o no funcionaría en absoluto.  Un sistema cardiovascular que funcione bien es importante para que los riñones hagan su trabajo.

Cuál es la relación entre las enfermedades del corazón y las del riñón?
Los investigadores han estado trabajando para entender la clara relación entre las enfermedades renales y las enfermedades del corazón.  Cuando el corazón o los riñones no pueden funcionar con normalidad, se puede producir una enfermedad cardiovascular (cardiopatía) o una enfermedad renal. Es importante saber que tener una enfermedad renal puede afectar directamente a las posibilidades de desarrollar una enfermedad cardíaca. Padecer una enfermedad cardíaca puede afectar directamente a las posibilidades de desarrollar una enfermedad renal. De hecho, las enfermedades renales y las cardíacas comparten muchos de los mismos factores de riesgo, como la diabetes y la presión arterial alta. 

Cómo puedo mantener sanos mi corazón y mis riñones?
Estos consejos pueden ayudarle a mantener la salud de sus riñones y de su corazón. Siempre debe hablar con su médico antes de hacer cualquier cambio en su dieta y estilo de vida.
- Actividad física regular
- Pierda peso, si lo necesita
- Coma menos grasa
- Mantenga la presión arterial, el azúcar en sangre y las grasas en sangre bajo control
- Deje de fumar
- Reduzca el estrés

Una buena manera de tener presente la conexión entre el corazón y los riñones es recordar que lo que es bueno para los riñones es bueno para el corazón. Mantener la salud de su corazón es bueno para la salud de sus riñones.

Qué pasa si ya tengo una enfermedad renal?
Las personas con enfermedad renal o insuficiencia renal corren el riesgo de padecer una enfermedad cardíaca. Trabajar con su proveedor de atención médica y su dietista le ayudará a encontrar un estilo de vida que reduzca sus posibilidades de padecer una enfermedad cardíaca, o a evitar que ésta empeore. Si está en diálisis, puede leer más sobre consejos sobre la salud del corazón y la diálisis aquí.