Sabia UD?

Buenos Aires 04 de Enero del 2021

Hipo

 

 

Generalmente el hipo pasajero es bastante frecuente y cede espontáneamente en algunos minutos o en pocas horas a lo largo de ese mismo día. Puede tener una frecuencia de 4 a 60 contracciones por minuto
En ciertos casos, se convierte en una afección prolongada que a veces impide al paciente dormir y comer, llevándolo al agotamiento.
El alcohol y la distensión gástrica relacionada con ingestas copiosas, a veces son desencadenantes.
Hasta el 20% de los pacientes con enfermedad de Parkinson llegan a padecer hipo en algún momento de la evolución de su enfermedad.
Se denomina hipo persistente a aquél que dura más allá de las 48 horas.
Se desencadena por contracciones mioclónicas repetidas e involuntarias del diafragma, y a veces de los músculos intercostales, seguidas de cierres rápidos de la glotis que producen el sonido “hic” que lo caracteriza. Ha sido referido que en el 80% de los casos las contracciones sólo comprometen al hemidiafragma izquierdo.

Se han descrito una serie de maniobras para conseguir controlar el hipo. Por ejemplo:

  • Inspirar profundamente y contener luego el aliento el máximo tiempo posible. Si el hipo cede, se aconseja soltar el aire lentamente y respirar luego muy superficialmente.
  • Respirar en una bolsa de papel (no de otro material) para aumentar la concentración de CO2 en sangre y estimular así al centro respiratorio.
  • Colocar 2 gotas de vinagre o éter en la nariz (este último no se podrá colocar con un gotero común por su baja tensión superficial; se utilizará una pequeña jeringa con una aguja muy fina).
  • Tomar 2 vasos de agua helada sin respirar.
  • Traccionar de la lengua.
  • Tragar azúcar o hielo picado.
  • Colocar una sonda nasogástrica y otras.
  • Se ha utilizado también la acupuntura.

En el estudio publicado por la organización Cochrane se llegó a la conclusión de que no existían por el momento estudios que aportaran evidencias suficientes para recomendar algún tipo de tratamiento ya sea farmacológico o no farmacológico del hipo primario.
En el libro de records Guiness figura el caso de un hombre que sufrió de hipo durante 69 años y 9 meses

                                                Steger M, Schneemann and Fox M. 

                                                     Systemic review
                                          Aliment Pharmacol Ther 2015; 42(9) 1037-1050.